Este pintoresco Pueblo Mágico se ubica en una región de Altas Montañas en Veracruz, y se encuentra rodeado por ríos y montañas que enriquecen sus paisajes y su gastronomía. Durante la época colonial, se convirtió en una ciudad clave entre el Puerto de Veracruz y la Ciudad de México, y hoy en día es resguardo de un gran patrimonio histórico, arquitectónico y natural.

Centro Histórico

Al ser una ciudad colonial de gran importancia, te recomendamos que te adentres en sus hermosas calles y sus principales monumentos y edificios, como el Palacio Municipal de Orizaba, que alberga el único mural de José Clemente Orozco en la entidad; el Museo de Arte del Estado, un antiguo edificio que data de 1776, y donde se exhibe obras de reconocidos artistas como Diego Rivera, Johann Moritz Rugendas, José Justo Montiel, Casimiro Castro, José María Velasco en sus 7 salas de exposiciones. Otro imperdible es el Teatro Ignacio de la Llave, que se construyó de 1855 a 1875 y fue el primer teatro del país con bóveda de madera; puedes simplemente dar un paseo por la Alameda para  dar una caminata y admirar a los personajes del clásico de la infancia mexicana, Cri-Cri.

Vista en las alturas 

Siempre y cuando las alturas no sean un problema para ti, una manera muy atractiva de recorrer Orizaba es a través de su famoso teleférico, que ofrece vistas privilegiadas a lo largo de sus 917 metros de longitud. Además, es el segundo teleférico que alcanza mayor altura, gracias a que, en su punto más alto, llega a los 320 metros. Sin duda, el teleférico es, desde el 2003, un imperdible de Orizaba. 

Al finalizar el recorrido, llegarás al Cerro del Borrego, que en primera instancia te recibirá con una hermosa panorámica desde su mirador. Además, este lugar te permitirá hacer un pequeño picnic en el área de comida, y, para los más aventureros hay tirolesa.

Paseo del Río

Este recorrido por la ribera es ideal para los que busquen actividades al aire libre en combinación con la arquitectura colonial; se divide en dos partes: la del norte, que lleva por la Reserva Animal, que, durante años, ha favorecido la reproducción de animales en peligro de extinción. Aquí podrás ver diferentes especies como cocodrilos, venados, monos araña, avestruces, tigres, entre otras especies. La otra ruta te llevará por el llamado Paseo del Arte, que tiene una propuesta más cultural con esculturas y pinturas.

Laguna Ojo de Agua

Si te interesan las actividades acuáticas, no te pierdas esta cristalina laguna, ya sea para admirar los imponentes paisajes, o para nadar y refrescarte. Además, en los alrededores de la laguna existe un Parque Acuático, con todo lo necesario para que te diviertas en familia o amigos.

El agua del balneario se alimenta de tres manantiales, por lo que los bañistas siempre tienen la confianza de tener agua pura y limpia en todas las actividades que realicen, además de que la temperatura promedio del agua es de 15ºC. 

Pico de Orizaba

No existe montaña más alta en México que el Pico de Orizaba, y, desde este lugar, los viajeros pueden realizar actividades al aire libre en torno a este volcán. Además de apreciar la flora y fauna que habita, se puede hacer senderismo en todos los niveles. La leyenda cuenta que hace mucho tiempo en la época de los Olmecas, una guerrera llamada Nahuani, quien llevaba consigo a un águila pescadora llamda Orizaba. En una de tantas batallas, Nahuani fue vencida, por lo que Orizaba se elevó a lo más alto del cielo y se dejó caer en la tierra, y en ese punto nació el volcán hoy conocido como el Pico de Orizaba. Después de mucho tiempo, Orizaba recordó lo sucedido a Nahuani, e hizo estallar su furia generando varias erupciones en distintas ocasiones.

Para las y los más aventureros, también está la posibilidad de escalar al punto más alto y conocer el cráter inactivo, y desde ese punto descubrir las imponentes vistas que ofrece un sitio de esta naturaleza. Cabe destacar que para este tipo de actividad, sí son necesarios conocimientos básicos de alpinismo, equipo y de preferencia, hacerlo con guías certificados.