La Perla Tapatía se ha convertido en una de las metrópolis más importantes de nuestro país, gracias a que en ella existe el balance entre modernidad, tradición, e identidad mexicana. Esta tierra no sólo reúne símbolos representativos de nuestra cultura, como el tequila, el mariachi y la charrería, sino que actualmente se le considera una ciudad moderna y vanguardista, pues tiene un gran número de lugares de interés cultural, gastronomía de autor y desarrollo urbano.

Precisamente uno de los símbolos de vanguardia urbana es la escultura llamada Arcos del Tercer Milenio, un proyecto monumental del artista mexicano Enrique Carbajal, mejor conocido como Sebastián, cuyos trabajos a gran escala se caracterizan por utilizar formas geométricas sencillas, pero llamativas, colores puros, y también por localizarse en puntos estratégicos en zonas urbanizadas. 

La ambiciosa composición ideada por Sebastián para Guadalajara fue planeada con el fin de convertirse en un hito escultórico y artístico, que además marcaría la pauta para la entrada de la ciudad al tercer milenio. 

Aunque el proyecto original constaba de un total de seis arcos, actualmente la pieza consta de cuatro arcos monumentales de color amarillo intenso, que se entrelazan y van aumentando de tamaño hasta abarcar la glorieta del Mercado de Abastos, emplazándose en las avenidas Mariano Otero y Lázaro Cárdenas. 

Así como las piezas del escultor Sebastián en otras ciudades de México y el mundo —como en CDMX, Aguascalientes Puebla Nezahualcóyotl, Chimalhuacán, La Habana, Cuba, San Antonio, Texas, y Osaka, en Japón—, los Arcos del Milenio se han insertado en el imaginario colectivo y han transformado la manera en que los tapatíos se relacionan con el espacio público

Actualmente, la imponente estructura es un referente tanto para los peatones como para los automovilistas, e incluso turistas, quienes han capturado su imagen desde diferentes ángulos y se mantiene como un emblema de la transformación de capital jalisciense en una metrópoli innovadora.

La riqueza arquitectónica, histórica y cultural de Guadalajara es única en el país, por ello, la Oficina de Visitantes y Convenciones de Guadalajara te invita a conocer tanto los Arcos del Milenio, la infraestructura y urbanismo de la ciudad, así como otros monumentos modernos, que dan cuenta del arte urbano y la transformación de la capital tapatía en una de las metrópolis más importantes del país.