•         En 1993 fue nombrada Ciudad Patrimonio Mundial por la UNESCO

Zacatecas cumplió 474 años desde su fundación, en 1546. Conocida como la Civilizadora del norte, esta ciudad representó enormes riquezas para la corona española, debido a la riqueza y abundancia de sus minas, por lo que fue una de las ciudades más importantes de la época virreinal.

En la actualidad, esta hermosa ciudad conserva los vestigios de su pasado y su enorme auge económico en majestuosas construcciones, la mayoría de ellas en cantera rosa, característica primordial de la arquitectura de la región.

La Catedral Basílica es un claro ejemplo de ello, construida durante el siglo XVIII, fue dedicada a la Virgen de la Asunción. Actualmente es uno de los lugares más populares y fotografiados de la ciudad por ser uno de los más destacados ejemplos del arte barroco en México. Está compuesta por tres naves y tres fachadas, de las cuales, sobresale la principal por la complejidad en la decoración elaborada con esculturas dedicadas a diferentes santos. El retablo central está cubierto de hoja de oro de 24k y fue realizado por el escultor Javier Marín.

El Teatro Fernando Calderón fue construido en 1832 ante la creciente necesidad de un espacio que albergara los múltiples eventos culturales que se realizaban en la ciudad. De estilo neo renacentista, evoca a la arquitectura italiana o francesa, tanto en la decoración como en su construcción tipo herradura. Es una de las paradas imperdibles en una caminata por Zacatecas, ya que es un reflejo inequívoco de la majestuosidad de su arquitectura.

El Hotel Quinta Real es un lugar que conjuga la belleza de la arquitectura moderna con la belleza de una plaza de toros construida en 1866. La plaza de toros de San Pedro tuvo actividad hasta 1975, y a partir de entonces, comenzó la construcción de un maravilloso hotel que conserva su estructura original. El ruedo es en la actualidad un enorme patio que es escenario de románticas bodas y eventos de gran importancia en el estado. Los toriles, por su parte, cobraron nueva vida al convertirse en un elegante bar. Sin duda este es un lugar lleno de historia y belleza.

El centro histórico de la ciudad de Zacatecas fue denominado Patrimonio Mundial en 1993 gracias a su enorme riqueza arquitectónica e histórica. Recintos como el templo de Santo Domingo, la iglesia de San Agustín o el Palacio de Gobierno, son también elementos importantes para considerar a esta ciudad como una de las más hermosas, visualmente armoniosas y llenas de historia en el país.

La esencia minera del estado permea en cada rincón y, para conocer de cerca este pasado, se han instalado diferentes espacios como la Mina el Edén, que es un recorrido que recrea el trabajo minero a través de los siglos y que permanece como una de las principales actividades económicas de la entidad.

Las obras de arte elaboradas con minerales extraídos de las entrañas de la tierra zacatecana, principalmente la plata, es una de las muchas razones por las que hay que visitar Zacatecas, pues se trata de piezas únicas con procesos artesanales sumamente complejos que han ido heredándose generación tras generación; tal es el caso de las famosas arracadas jerezanas, elaboradas con delicados hilos de plata que van formando piezas de enorme complejidad y belleza.

La ciudad de Zacatecas conserva también, desde los primeros años de fundación, su vocación cultural. Conocida como la Civilizadora del Norte durante la época virreinal, fue un importante centro en el que se reunían innumerables muestras culturales y artísticas, lo cual se conserva hasta el día de hoy, pues es en esta ciudad en donde se pueden encontrar el mayor número de museos en relación con el número de personas que la habitan; alberga innumerables festivales dedicados a la música, la danza y el teatro; y resguarda entre sus tesoros obras de los artistas plásticos más importantes de la historia como son Dalí, Kandinsky, Miró, Picasso o Goya.

Sin duda, la historia de la ciudad de Zacatecas, tras casi cinco siglos de su fundación, se muestra en cada una de las antiguas construcciones, en los museos, monumentos, en las calles y plazas que tienes que conocer en tu próximo viaje a Zacatecas, sin duda un destino que no puedes dejar de visitar y disfrutar de atractivos como la Mina El Edén o el Teleférico, que ya encuentran abiertos al público.

Cabe mencionar que el estado cuenta con el sello Safe Travels, otorgado por el Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), el cual garantiza una reapertura de forma segura para los visitantes.

Para más información visite:

https://www.zacatecastravel.com/