Sin duda alguna Morelia es de las ciudades más bellas de México y tiene mucho que ofrecer a los visitantes, desde una bella arquitectura, invaluables patrimonios, amplia variedad gastronómica, leyendas, tradiciones, hasta inigualables artesanías.

El Centro Histórico de la capital michoacana está construido en 271 hectáreas, además cuenta con 15 plazas y 1,113 monumentos, elementos que en conjunto son testimonio de una historia arquitectónica de México, razón por la cual, en 1991 lo declararon Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Sus edificios históricos fueron construidos con piedra de color rosa característica de la región, por lo que se le conoce a Morelia como la “Ciudad de la Cantera Rosa”. Además, cabe destacar que el Centro Histórico de Morelia, es el único en México que no tiene un zócalo.

Entre los monumentos históricos que componen la enorme oferta cultural de Morelia están Capillas, Templos, Conventos, Museos, Oficinas, Teatros y mucho más. Aquí te mencionamos algunos:

·         Catedral Metropolitana de Morelia: Majestuoso edificio de cantera rosa, de estilo barroco tablerado. Su construcción se inició en 1660 y concluyó en 1744. Entre los tesoros que guarda están el Manifestador de plata estilo barroco del siglo XVIII; la Pila Bautismal de plata, de estilo neoclásico, también del siglo XVIII; el Órgano Monumental, de principios del siglo XX que consta de 4600 flautas o voces; la imagen del Señor de la Sacristía, elaborada con la técnica prehispánica de pasta de caña de maíz, del siglo XVI, entre muchos más.

·         Acueducto de Morelia: Se trata de una de las construcciones coloniales mejor conservadas en México, ya que la mayor parte de su estructura es original y su belleza no se ha mermado con el paso de los siglos.

·         Templo y Exconvento del Carmen: Entre 1593 y 1619 se edificaron las áreas del antiguo exconvento del Carmen. Éstas fueron remodeladas cuando el inmueble se destinó para la Casa de la Cultura de Morelia.  En los muros del edificio aún se conservan los restos de un fresco sobre la Sagrada Familia.

·         Palacio de Gobierno de Morelia: La edificación tiene estilo barroco y cuenta con dos niveles y tres patios; su fachada frontal es una de las más bellas de la ciudad. También en su interior pueden encontrarse murales del pintor michoacano Alfredo Zalce, a quien ayudó Juan Torres Calderón, en los que retrató escenas de la historia de Michoacán, así como diversos pasajes de la revolución mexicana.

·         Palacio Clavijero: El palacio fue construido bajo la influencia barroca y conserva los detalles de dicha corriente en el patio central y en sus salones. Actualmente funge como centro cultural, con el propósito de impartir cursos y crear un espacio de convivencia.

·         Museo Regional Michoacano: El recinto tiene su sede en una histórica casona barroca del siglo XVIII que perteneció a distinguidos personajes de la antigua Valladolid, hoy Morelia. Entre estas importantes personalidades se encuentran Isidro Huarte, quien fue padre de la emperatriz Ana María Huarte, y la señora Francisca Román de Malo, quien fue dama de honor de la emperatriz Carlota.

·         Escuela del Conservatorio de las Rosas: Esta edificación originalmente perteneció al Convento Dominico de Santa Catalina de Siena en el año 1595 y posteriormente en 1743 se forma el Colegio de Santa Rosa de Santa María, siendo el primer conservatorio de América. A mediados del siglo XX funge como Escuela Superior de Música Sacra, ahora Conservatorio de las Rosas.

·         Fuente las Tarascas: En 1984 se colocó la actual Fuente las Tarascas, cuya elaboración estuvo a cargo del escultor José Luis Padilla Retana. Se trata de la fuente más famosa de Morelia, una escultura elaborada en bronce que representa a tres mujeres purépechas con el torso descubierto, cargando una cesta de frutos. Se ha especulado que estas figuras representan a tres princesas indígenas: Atzimba, Eréndira y Tzetzangari.

Cabe destacar que la Morelia que podemos conocer hoy en día es la misma que pisaron los colonos en el siglo XVI, característica que, sin duda alguna, hace de nuestra visita a la capital michoacana una experiencia inolvidable.

Quedarse en casa HOY significa volver a celebrar la vida en Michoacán muy pronto

#MéxicoNosVemosPronto