• Segmento LGBTTTI, una comunidad con altas expectativas de calidad, buena ubicación y excelencia, de acuerdo con Agatha Premium Living.

Desde el 23 de noviembre de 2015, la Ciudad de México fue declarada “Ciudad amigable LGBTTI”, con miras a convertirse en un lugar de mayor prosperidad, pues recordemos que este indicador no solo abarca lo económico, sino también condiciones sociales para que cada persona se sienta plena.

Con esto en mente, empresas, gobierno y diversos organismos generan cada vez más productos, servicios y proyectos que cubran las necesidades de este grupo y el sector vivienda no es la excepción, pues desde que en 2009 se aprobó el matrimonio igualitario, también ha desarrollado propuestas enfocadas a la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti e intersexual (LGBTTTI).

Ejemplo de lo anterior son los casi 300 créditos hipotecarios que el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) otorgó a matrimonios igualitarios entre mayo de 2019 y marzo de 2020, bajo la modalidad de Crédito Conyugal y los 126 que ha dado en beneficio de 63 parejas del mismo sexo, con el programa Unamos Créditos, en donde no hace falta un acta de matrimonio para tener acceso a un mejor financiamiento.

De acuerdo con el estudio El Consumidor LGBT+ Mexicano (2019), elaborado por Nielsen, esta población tiene una preferencia por los productos y servicios premium, además de buscar desarrollar actividades recreativas y culturales en zonas exclusivas.

Ante ello, Agatha Premium Living, exponente del segmento residencial plus de vivienda, resulta ser una opción viable para cubrir sus altas expectativas sobre conceptos como el buen vivir, a través de alternativas de desarrollos bien ubicados según sus intereses.

“Por ejemplo, desarrollos como el de Mier y Pesado, Cuauhtémoc y Humboldt, que además de tener una arquitectura vanguardista, aportan a su estilo de vida facilidad, practicidad y cercanía al contar con buenos restaurantes y bares, tiendas de marcas de lujo, tecnología, llenos de manifestaciones artísticas y culturales, siendo nuestros desarrollos la mejor opción para vivir”, informó Turanzas director de innovación tecnológica de Agatha Premium Living.

La alcaldía Cuauhtémoc, por ejemplo, cada año, alberga la Marcha del Orgullo Gay y de acuerdo con estadísticas de la dependencia, al menos 76 % de la oferta cultural de la Ciudad de México se encuentra en sus demarcaciones con museos, teatros, y cines, entre otros. Incluso, el Deportivo Cuauhtémoc ha albergado eventos deportivos con equipos exclusivamente LGBTTTI.

El ejecutivo de Agatha agregó que si bien, los desarrollos Mier y Pesado, Cuauhtémoc y Humboldt no son exclusivamente dirigidos al Mercado Rosa, la alta demanda por parte de este sector podría inspirar en el futuro, una oferta más dirigida a ellos, en que además del buen gusto y áreas para ejercicio, uno de los diferenciales sean espacios de convivencia común donde la seguridad tenga especial importancia, dado el grado de vulnerabilidad a que están expuestos.

Cabe recordar que la fuerza del Mercado Rosa surgió en Estados Unidos en los años 60, cuando empresas y vendedores comenzaron a buscar clientes “alternativos” o no heterosexuales, con buenas posibilidades de pago, por la oportunidad de gasto que les representaba la ausencia de hijos, de acuerdo con Bob Witeck, director ejecutivo de Witeck Communications del Financial Times, especializado en el mercado el mercado homosexual.

Finalmente, datos de LGBT Capital aseguran que en México, la Economía Rosa se integra por alrededor de 9 millones de personas que aportan más de 80 mil millones de dólares al Producto Interno Bruto (PIB) mexicano; en donde, para los adultos es importante la adquisición de bienes materiales como autos, propiedades y muebles, además de viajar, según Nielsen; “motivo que el sector inmobiliario no puede dejar de lado para elaborar propuestas más focalizadas”, concluyó Mateo Turanzas.