·        Baja therapy es la novedosa propuesta de experiencia turística durante el confinamiento.

·        San Quintín concentra paraísos naturales únicos como La Lobera, Valle de los Cirios, Cataviña y más

Ante la pandemia que vive el mundo y el cierre de actividades por sanidad, la Secretaría de Economía Sustentable y Turismo (SEST), encabezada por Mario Escobedo Carignan, desarrolla estrategias de promoción para que los espectadores vivan una experiencia digital por medio de Baja Therapy, una serie de videos cortos dedicados a mostrar las bondades naturales de Baja California, y a fungir como estimulantes relajantes para el espectador.

Pensados en armonizar y tranquilizar la ansiedad generada por el periodo de confinamiento, Baja Therapy presenta en esta ocasión un viaje al Valle de San Quintín, una región en la zona sur del estado que esconde maravillas naturales extraordinarias, historias de tradición, colores fantásticos y escenarios que parecieran de una película de ciencia ficción. En colaboración con la casa productora Spécola, el espectador se sumergirá e un paseo por paraísos como Cataviña, la zona rocosa de las montañas y los increíbles peñascos de una de las costas más prodigiosas del territorio mexicano.

El municipio de San Quintín es conocido por ser una localidad pesquera y agrícola, tierra de cultivos de cerezas, tomates, hortalizas y las mejores fresas, que, junto a otras poblaciones cercanas, forman el Valle de San Quintín, pero quizá lo que no sabes es que atesora contrastes en sus colores, auspiciados por la tierra semidesértica de la zona y el azul profundo del mar interrumpido por pequeñas islas, además de elevaciones claramente marcadas en 13 conos volcánicos ubicados en la bahía.

Entre las bondades más recomendables a conocer se encuentra:

Valle de los cirios

El Cirio es el anfitrión endémico de la región y este valle es un área natural protegida dentro del Desierto Central de Baja California, es un corredor biológico que se encuentra entre el Desierto del Vizcaíno y la Sierra de San Pedro Mártir, y se caracteriza por ser hábitat del cirio, árbol desértico, especies endémicas de cardones gigantes, el Torote, y diferentes especies de cactáceas y arbustos.

La Lobera

San Quintín oculta un fenómeno natural único para observación de lobos marinos y focas, en un cráter conocido como “La Lobera”, un santuario de unos 30 metros de diámetro en su parte superior y unos 60 metros en su parte interna, con unos 15 metros de profundidad, elementos que dan una magnifica vista a la fauna marina.

Cataviña

Uno de los testimonios naturales y arte más antiguos de la península de Baja California, el cual conserva una cueva o túnel de unos 3 metros de largo bajo una colosal roca colgante pintada, que permite contemplar desde e el techo semiesférico decenas de cuadrados, triángulos, rectángulos rayados, así como soles y círculos concéntricos. Son comparables con las pinturas europeas por su técnica, belleza y colorido, y se calcula que tienen más de 3,000 años.

Así, experiencia entre valles y mar te esperan en San Quintín después de la contingencia, además de actividades como paddle boarding  o kayak (ideal en las zonas de escaso oleaje), senderismo o bicicleta de montaña en la zona de los volcanes con vistas panorámicas de la bahía, kitesurfing, pesca deportiva, avistamiento de aves en los humedales, con más de 400 especies; observación de perfectas estrellas en un camping y visita al embarcadero o a una de las ostioneras para deléitate con unos ostiones frescos recién abiertos.

Por ello, no olvides de disfrutar por menos de 3 minutos de una experiencia única para el alma y contrarrestar un poco la ansiedad y las alteraciones que causa el confinamiento. El video se encuentra disponible en https://www.facebook.com/BajaNorteOficial/videos/274537843725447/