Iniciativa que impulsa la Secretaría de Economía Sustentable y Turismo (SEST); recibirá proyectos de una duración máxima de cinco minutos, sin utilización de locaciones exteriores.

•  Se entregarán dos premios consistentes en una cantidad total de $15,000.00 pesos.

La Secretaría de Economía Sustentable y Turismo (SEST), encabezada por Mario Escobedo Carignan, dio a conocer detalles del concurso “Baja California Hace Cortos desde Casa”, propuesta generada para incentivar la producción audiovisual en el estado, que incluye dos premios en efectivo por una cantidad total de $15,000.00 pesos.

La convocatoria consiste en la realización de un cortometraje de una duración máxima de 5 minutos, abierto a otras de ficción, documental, experimental y animación; solamente podrán hacer uso de locaciones en interiores, puesto que la dinámica plantea el reto de hacer trabajos cinematográficos sin tener que salir de casa.

Todos los trabajos serán evaluados por un jurado calificador integrado por profesionales de la industria cinematográfica y audiovisual de Baja California.

Por su parte la subsecretaria de Turismo, Ivette Casillas Rivera, mencionó que se entregará un premio de $10,000.00 pesos al cortometraje que seleccione el jurado calificador y otro premio adicional de $5,000.00 pesos, al video que tenga más reacciones en las redes sociales de la SEST (en donde se encontrará la convocatoria completa detallada).

Podrán participar residentes del estado que tengan entre 18 y 40 años, con un grupo no mayor a tres personas por proyecto, mismo que podrán enviar a más tardar el próximo 26 de abril del año en curso, fecha en que cierra la recepción de trabajos y comienza el periodo de selección por parte del jurado.

“Es importante continuar estimulando la creatividad de aquellos que estén involucrados en el ámbito cinematográfico y audiovisual; somos conscientes de que todos los sectores han sido afectados por el COVID-19, por lo que queremos apoyarlos en su desarrollo profesional”, comentó Ivette Casillas Rivera.

En 2019, Baja California tuvo una derrama económica de casi 30 millones de dólares que se vio reflejada en renta de locaciones, equipo, ocupación hotelera, contratación de personal calificado, alimentación e insumos diversos, utilizados en 91 proyectos registrados ante la Dirección de Cinematografía.