Anita Li es la fusión de las cocinas mexicanas, tailandesas y vietnamitas

Anita Li nace como un proyecto gastronómico que busca apoyar a los productores locales impulsando las nuevas responsabilidades ecológicas, esta propuesta fue hecha por Lorena, Jorge, Jerry y Pepina 6 años después de la invención I Latina, y se suma a la amplia oferta gastronómica que presenta Guadalajara para todos los sectores y gustos.

El nombre de Anita Li es en realidad un palíndromo de I Latina – restaurante a escasos metros que incorpora elementos de la cocina asiática e impulsor de la escena culinaria en Guadalajara desde hace 15 años – que hace honor a la creatividad y experimentación pero con nuevos aires frescos, inspirándose en la cocina mexicana pero sin dejar atrás los sabores asiáticos tailandeses y vietnamitas. El menú parte de la simplicidad y el respeto al ingrediente, las propuestas cambian conforme a la temporada.

Este espacio culinario que combina los colores claros, música ligera, calidez de la playa y la perfecta iluminación dentro de una bodega de la avenida Inglaterra, reta a sus creadores con la creatividad en la cocina, conservando la esencia de la carta de I Latina pero con una versión más diurna. El compromiso con los platillos, bebidas y vinos así como su abrazadora atención siguen siendo uno de los objetivos primordiales de este concepto.

La gastronomía de Anita Li está basada en el menú de día como el brunch o la comida , en su carta se pueden encontrar pequeñas entradas como las tostadas de atún o lo sopes cantineros, hechos a base de maíz amarillo pulpo al ajillo, porkbelly confitada, frijol negro, pesto de chile morita y cebolla encurtida, las ensaladas están hechas a base productos frescos locales, los platos fuertes parten desde los traídos del mar como el pulpo compostela preparado con adobo de pimentón, aceite de oliva, puré de coliflor, chalot glazeado, chorizo ibérico de bellota y jitomates campari confitados hasta la Hamburguesa de Cordero, servida al grill con queso camembert, cebollas confitadas y salsa de hongos porcini.

Cuando I Latina comenzó a experimentar con los cócteles de autor, la idea que era poco conocida en la ciudad fue bien aceptada en Guadalajara, llevando al restaurante a ser uno de los mayores referentes en bebidas de la ciudad. Esta misma mezcla de sabores fue llevada hasta la barra de Anita Li, donde la mixología y la experimentación hacen honor a los ingredientes locales y frescos de temporada.

La cava también forma parte de la extensa y cambiante carta de este lugar, compuesta por vinos de bodegas del Valle de Guadalupe, Ensenada como Hacienda la Lomita y Finca La Carrodilla, ambos producidos por el reconocido enólogo Gustavo González, estos peculiares e interesantes vinos llevan a la mesa las notas más destacadas de la región productora de vino más importante de México. Asimismo, también se pueden encontrar Blanco Parteaguas y Vino de Piedra, ambos de la bodega Casa de Piedra, también ubicada en el Valle de Guadalupe y creados por el maestro Hugo D’Acosta, quizás el maestro del vino más importante en México.

Esta interesante propuesta que presenta en la mesa Anita Li, está ligada directamente con las emociones que puede provocar un platillo, las influencias asiáticas y locales son parte de una experiencia gastronómica híbrida que va mutando conforme a los productos de temporada. Sin lugar a dudas es uno de los restaurantes en Guadalajara que ofrece un plus, que espera a ser descubierto por cada uno de sus comensales.

Gracias a la diversa actividad y riqueza gastronómica con la que cuenta Guadalajara, la Oficina de Visitantes y Convenciones de la perla tapatía invita a todos los visitantes a descubrir las diferentes rutas gastronómicas y rincones con sabor, que sólo pueden encontrarse en una ciudad tan cosmopolita, moderna y tradicional como lo es Guadalajara. Para más información sobre Anita Li, visita, http://anitali.mx/