¿Tú sabes lo que es la felicidad? Es una de las preguntas con la que inicia Mr. Shi and his lover, propuesta escénica que aborda los roles de género con temas como el amor, la política y la identidad. La obra se presenta este fin de semana en el Teatro Principal Guanajuato en el marco del 47 FIC.

El proyecto inspirado en una historia realmezcla la Ópera de Pekín, con el teatro musical y el cabaret, apoyado de la música de piano y la marimba china. En palabras del compositor Njo Kong Kie, se trata de un “experimento musical” que reúne tradiciones artísticas de Oriente y Occidente, para hablar sobre la homosexualidad y sus implicaciones sociales.

LeopoldoSmith/ArchivofotoFIC2019

Con el objetivo de generar un espacio escénico de reflexión, las compañías Music Picnic (Toronto) y Macau Experimental Theater (Macao), retoman la historia real del cantante chino de ópera, el Sr. Shi, interpretado por Jordan Cheng, que se enamora del diplomático francés Bertrand Boursicot, interpretado por David Kwan. Durante veinte años mantienen una intensa relación, hasta que una investigación judicial obliga a un redescubrimiento de ambos personajes.

Ese es el punto de partida del montaje que nos presenta una serie de monólogos cantados y musicalizados en vivo, en medio de la penumbra de un escenario que no representa ningún lugar, o bien, la cárcel en la que estuvieron durante 6 años. Un mundo de recuerdos y reflexión.

Así, en siete escenas, los actores recrean a distancia la historia de amor que vivieron juntos, y reflexionan sobre sus motivaciones, impulsos y temores. Ese argumento es el que nos permite acercarnos a los personajes. Jordan Cheng, hace uso de la corporalidad propia de la ópera china, los gestos, y los tonos de voz al tiempo que David Kwan mantiene un estilo de actuación cercano a la ópera occidental.

LeopoldoSmith/ArchivofotoFIC2019

En entrevista, el actor Jordan Cheng, comentó que al principio del proyecto en 2013, por su parte tuvo que especializarse en un curso intensivo de cuatro semanas en las técnicas de la Ópera de Beijín, pese a que cuenta con sus estudios de teatro musical en Reino Unido. “El personaje me ofrece retos. Siempre encuentro cosas en él que me sorprenden”.

Por su parte, David Kwan confesó que constantemente confronta su propia identidad: “son preguntas que todo ser humano se hace”.

El escenario se dispone para que el trazo de los personajes coexista con el mismo Njo, que interpreta un soberbio piano, Yukie Lai en las percusiones y marimba.

“La audiencia tiene que reconstruir un poco sobre la idea de su relación. La cuestión es hacer preguntas como ¿si sabía o no que en realidad era una mujer? y de saberlo ¿qué es lo que hubiera pasado? o sí por el contrario, él mismo se auto engaña y se asume como alguien que inconscientemente desconoce la realidad; al final del día son preguntas que nos hacemos todos, ahora en los tiempos actuales”, resume Njo Kong Kie.