Extrañamos a Jacqueline L´Hoist Tapia, quien hace pocos días dio su informe de cierre de gestión al frente del Consejo para Prevenir la Discriminación en la Ciudad de México, pero su presencia sigue viva en la convocatoria del Consejo a organizaciones de la sociedad civil, empresas, organismos internacionales e instituciones de gobierno que acercaron sus servicios a la ciudadanía para festejar el Día del Trato Igualitario.

Así pues, en su primer acto público como presidenta del Copred, con amable tesitura Geraldina González de la Vega, refrendó el compromiso institucional de combatir toda forma de discriminación y recordó que en 2013, cuando se instituyó el Día del Trato Igualitario en la CDMX, se consideraron dos cosas: “Una, pensar en la igualdad desde el punto de vista positivo, esto es, pensarla desde la inclusión y no desde la exclusión; la otra, incluir a todas las personas que habitamos en la CDMX, pues combatir la discriminación y promover el trato igualitario no es solamente una obligación de las autoridades; es una obligación que también compartimos particulares y de la cual, todos y todas tenemos que hacernos responsables en nuestra vida cotidiana, en nuestro espacio laboral y escolar; en la calle, en la casa, con amigos, la familia, las y los colegas, los y las empleadas, con las personas que no conocemos”.

Por sexto año consecutivo, el Copred conmemoró el 18 de octubre como fecha emblemática para la capital del país que busca visibilizar la importancia de acabar con el fenómeno de la discriminación e incentivar un cambio cultural a favor de la inclusión.

En presencia de representantes de los tres poderes de la Ciudad de México, el Copred inauguró, en la Explanada del Monumento a la Revolución, la Feria por la Igualdad, espacio dedicado para que Organizaciones Civiles, Empresas, Organismos Internacionales e Instituciones de Gobierno acerquen a la ciudadanía información y servicios dirigidos a fortalecer el tejido social; además, este ejercicio resulta la ventana ideal para que las personas asistentes conozcan a las empresas e instituciones aliadas en pro de la igualdad.

González de la Vega, aprovechó la ocasión para referirse a la Caravana Migrante: “En el preámbulo de nuestra Constitución se hace referencia a que esta ciudad se forma y se conforma por la herencia de las grandes migraciones de pueblos vecinos y de las naciones hermanas. La Ciudad de México además, tiene la obligación de ser hospitalaria, solidaria, respetar la interculturalidad y la inclusión de todas las personas, justamente por esa razón somos una Ciudad Santuario para las personas migrantes”.

En su oportunidad el subsecretario de Gobierno de la CDMX, Rigoberto Ávila Ordóñez, afirmó que “la capital mexicana ha logrado notablemente en el reconocimiento de los derechos humanos, sin embargo, aún falta seguir avanzando en esta materia. La Feria por la Igualdad es una ‘jornada especial’ que nos ayuda a ser más conscientes de nuestros semejantes. En nuestras sociedades es necesario ir creando esta formación y visión de igualdad desde las personas pequeñas, desde las niñas y los niños, pasando por las instituciones educativas y llegando a la vida cotidiana”.

Blanca Estela del Rosario Zamudio, consejera de la Judicatura de la Ciudad de México, celebró este esfuerzo e hizo un llamado a unirnos como ciudadanía para alcanzar la paz social, afirmó, “lo importante que debemos saber todas y todos, es que nacemos con derechos y todos los días tenemos que luchar para ejercerlos”, así lo precisó la también representante del Tribunal Superior de Justicia local.

Por su parte, la diputada Paula Soto, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del Congreso de la Ciudad de México, destacó que para acabar con el flagelo de la discriminación hay que hacer equipo entre instituciones, gobierno, sociedad civil y empresas. “Todas y todos somos fundamentales para la construcción de una ciudad igualitaria, de una ciudad de derechos, de una ciudad de la igualdad, de una ciudad para todas las personas”, subrayó la legisladora.

En su momento, Jaime Morales Beltrán, encargado del área de Derechos Humanos del Gobierno de Transición y representante de la Jefa de Gobierno Electa, Claudia Sheinbaum Pardo, aprovechó la ocasión para hacer un llamado más allá de la tolerancia y el respeto a las personas integrantes de la “Caravana Migrante”, quienes recientemente ingresaron a nuestro país, apeló a la solidaridad y a la empatía que ha caracterizado a la sociedad mexicana, como las sentidas el pasado 19 de septiembre del 2017.

“El mundo vive hoy tiempos convulsos, los múltiples flujos migratorios que transitan alrededor de todo el globo han representado durante las últimas décadas, y cada vez con más fuerza, un enorme reto para la humanidad. Las desigualdades, la falta de oportunidades y las deudas históricas todavía sin saldar provocan diariamente que miles de personas se vean forzadas a despedirse para siempre de sus familias”, aseguró Morales Beltrán.

En el acto inaugural también estuvieron presentes Hazael Ruiz Ortega, Subsecretario del Sistema Penitenciario de la CDMX; Roxana Medina, representante de la Dirección General de Igualdad y Diversidad Social de la CDMX; José Alfredo Jiménez, Coordinador de Desarrollo Delegacional en la Alcaldía de Cuauhtémoc; así como las y los integrantes de la Asamblea Consultiva del COPRED: Pamela Cerdeira, Gilberta Mendoza, Nathan Ambriz, Laura Bermejo, Lilian Magidin y Erika Poblano.

La jornada contó con talleres para niñas y niños, presentaciones musicales, obras de teatro, actividades lúdicas, stands informativos, venta de productos fabricados por poblaciones en vulnerabilidad, exhibiciones fotográficas, pláticas y otras actividades a favor de la construcción de una cultura por la igualdad y la no discriminación.