Dogville es un pueblo perdido en las faldas de las montañas rocosas de Estados Unidos. A este lugar que no figura en los mapas, llega una joven fugitiva llamada Grace (Ximena Romo), que busca refugio de un peligro que la acosa. El pueblo, encabezado por Tom Edison (Sergio Bonilla), le ofrece amparo y durante dos semanas ella consigue congraciarse con todos mediante trabajo y generosidad. Las cosas cambiarán cuando aparezca la policía y el pueblo empiece a exigirle más y más, llevando el abuso de poder a límites insospechados.

Y ante esta trama, es que el Teatro Helénico recibe la producción de Cortejo Producciones con la presentación de 18 actores y actrices de lujo. Un elenco conformado por: Ximena Romo, Sergio Bonilla, Claudia Ramírez, Carmen Delgado, Mercedes Olea, Luis Miguel Lombana, Pablo Perroni, Gerardo González, Rodolfo Arias, Judith Inda, Francisco de la Reguera, Ana Kupfer, Christopher Aguilasocho, Diego Cooper, Francisco Hernández Castelán y Jerónimo Suárez Inda, Mauricio Camps y Carlos Fernández.

La dirección escénica es de Fernando Canek, la adaptación y traducción es de Miguel Cane, el diseño escenográfico e iluminación es de Félix Arroyo, el diseño de vestuario de Giselle Sandiel, el diseño sonoro y la musicalización es de Eliseo Santillán y en la producción Eloy Hernández.

Una parte esencial de la puesta en escena es la traducción y adaptación que realizó de Miguel Cane, logrando que el texto conserve su potencial crítico: Ensalza sus virtudes estéticas al tiempo que explora la insondable naturaleza humana. En este contexto, permite apreciar los acuerdos sociales preestablecidos, la violencia de manera incisiva y las formas de hacer respetar las jerarquías.

El guion de Lars Von Trier contiene un lenguaje simbólico que permea a lo largo de la película, el “realismo americano” que se ve acentuado por la precisa edición del filme. En contraparte, para esta versión escénica se pretende que dicho realismo esté representado en el ritmo y el tono propios de la lectura teatral, efecto que se agudizará a través de la sobriedad y la escenografía minimalista, donde los silencios brindarán atmósferas siniestras.

Dogville es un reflejo del teatro contemporáneo, de realismo estético y escénico, requiere de una gran precisión en sus elementos, la adaptación increpa constantemente al espectador mediante símiles y metáforas con referentes inmediatos, conduciéndolo a cuestionarse sus propios valores.

La obra nos invita a replantearnos nuestro comportamiento social, a ser autocríticos con nuestras decisiones, evaluar hasta qué punto somos permisivos o si nuestro individualismo puede devenir en un universo de crueldad y voracidad. Esta versión escénica está llamada a ser la obra más importante del último trimestre del año.

El equipo de producción está formado por; el asistente de dirección y assistant stage manager Ivonne Márquez, diseño gráfico Jorge Medina, coordinación de producción Edgar Sánchez, maestro de pantomima Eduardo López, stage manager Rodrigo Salazar, jefe de multimedia y programación Carlos Hurtado, diseño de video Rubén Vera Jinich, coordinación de producción Patricia Hernández Mendoza, asistente de producción Georgina Cueto y Francisco Hernández Castelán, Relaciones Públicas PinPoint/RámsésLópez y como  productores asociados Ana Kupfer y Manderlay Teatro una Producción Cortejo Producciones.

La puesta en escena se presentará todos los lunes en el Teatro Helénico del 24 de septiembre al 10 de diciembre a las 20:00 horas. Boletos on line.