En Le Cinéma IFAL se realizó una proyección de la serie fílmica Miradas que habitan. Mujeres que viven la Ciudad de México, resultado de la convocatoria del Fideicomiso para apoyar a realizadoras residentes en la capital: Un amor en rebeldía, de Tania Castillo; Acá en la tierra, de Rebeca Trejo; Química, de Mariana Musalem; ¿Me vas a gritar?, de Laura Herrero, y Rex, de María Conchita Díaz, se proyectaron en presencia de las directoras.

En una función especial para productores, programadores de festivales y muestras de cine y equipos de trabajo realizada la noche del lunes 21 de mayo en Le Cinéma IFAL, el Fideicomiso para la Promoción y Desarrollo del Cine Mexicano en la Ciudad de México (Procine) presentó por primera vez Miradas que habitan. Mujeres que viven la Ciudad de México, una colección de cinco cortometrajes de realizadoras residentes en la capital que abordan el tema de la igualdad de género.

La proyección contó con la presencia de las directoras Tania Castillo, Rebeca Trejo, Mariana Musalem, Laura Herrero Garvín y María Conchita Díaz, ganadoras de la convocatoria que en el segundo semestre de 2017 lanzó la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, a través del Fideicomiso, para apoyar la producción y realización de cortometrajes con duración de diez minutos, dirigidos por mujeres, con la temática de igualdad de género.

Una joven que practica lucha libre y vive la realidad de los feminicidios, una niña que afronta sorprendida la llegada de la menstruación, la amistad entre dos pequeñas que se deben separar, la cotidianidad de una mujer adulta, feminista y lesbiana, y los avatares que vive un niño que considera que es de otro planeta, son las historias que se reflejan en estas producciones.

Al presentar la proyección, a la que asistieron actores y actrices de los filmes, los equipos de producción, productores, así como familiares de los participantes en los cortometrajes, la titular de Procine dijo que si bien en los últimos años se han ganado algunos espacios para las mujeres en el cine nacional, “no son suficientes: se debe seguir trabajando fuertemente para mejorar las condiciones de igualdad”.

La funcionaria capitalina también destacó que Miradas que habitan. Mujeres que viven la Ciudad de México fue la primera convocatoria que lanzó Procine y que en 2018 se emitió la segunda con una temática dedicada a los “50 años del 68”. Las directoras de los cortometrajes agradecieron al Fideicomiso para la Promoción y Desarrollo del Cine Mexicano en la Ciudad de México haber apoyado sus producciones y expresaron su orgullo por participar en un proyecto en el que el tema fue la equidad de género.

Coincidieron en que es importante hablar de estos temas, cuando estamos rodeados de tabúes que hay que tomar de manera más natural, por lo que para las realizadoras es fundamental dar voz a este tipo de temáticas.

La antropóloga Lilia Martínez, integrante del jurado, agradeció la oportunidad de participar en esta convocatoria. “Se han ganado espacios, pero es importante que nuestros trabajos reflejen lo difícil que es ser mujer en esta sociedad, donde lo que se normaliza es la violencia y la discriminación”, afirmó.

De los 37 proyectos recibidos, el jurado de la convocatoria —integrado también por la directora Lucía Gajá y el director Flavio Florencio— seleccionó cinco que recibieron el apoyo de Procine para su producción y que fueron compilados en la serie Miradas que habitan. Mujeres que viven la Ciudad de México.

Se proyectaron en la sala de cine del Instituto Francés de América Latina (IFAL): Un amor en rebeldía, de Tania Castillo, directora egresada del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) que ha tenido alcance internacional con Primavera, única producción mexicana y latinoamericana en formar parte de la selección de cortometrajes en el Festival de Sundance 2015, así como Acá en la tierra, debut de la actriz y directora Rebeca Trejo.

También se pudo ver Química, de Mariana Musalem, realizadora con estudios en México y Barcelona cuyo trabajo ha tenido presencia en decenas de muestras alrededor del mundo, por ejemplo, el Séptimo Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) y el Quinto Festival de Cine Latinoamericano de Saõ Paulo; ¿Me vas a gritar?, de la española Laura Herrero Garvín, cuya ópera prima El remolino, se estrenó en la Semana de la Crítica del Festival de Cine de Lorcano, en Suiza, y Rex, de la directora María Conchita Díaz.

Los cortometrajes presentados empezarán su participación en festivales nacionales e internacionales.