En el Día Nacional de la Lucha contra la Homofobia, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) hace un llamado a las autoridades del país y a la sociedad civil a sumar esfuerzos para mantener y consolidar los avances en la agenda de derechos de las personas de la diversidad sexual, como condición esencial para el desarrollo de México.

Asimismo, el Conapred exhorta a generar políticas y legislaciones que coadyuven al combate de la discriminación y la violencia contra las personas LGBTI, a la par de impedir cualquier regresión que atente contra el derecho a la igualdad y no discriminación.

El Conapred reconoce que persiste la discriminación hacia las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales, lo que les impide el ejercicio y disfrute pleno de sus derechos humanos.

Empero, señala que se cuenta con diversas herramientas para seguir impulsando la inclusión de las personas de la diversidad sexual, entre las que destaca la existencia de protocolos para garantizar a las personas de la diversidad sexual el acceso a los derechos a la justicia, a la salud y político-electorales.

De igual manera, señala la importancia que reviste la Encuesta sobre Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género (ENDOSIG) para recabar información más precisa sobre las prácticas discriminatorias que viven las personas LGBTI. Dicha encuesta estará disponible para ser respondida en línea hasta el próximo 31 de mayo en las páginas del Conapred y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

A continuación, para ampliar esta información se anexa el Pronunciamiento del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred):

Pronunciamiento de Conapred:

En México, las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales (LGBTI) y, en general, todas aquellas con orientaciones sexuales, identidades y expresiones de género y características sexuales no normativas enfrentan diversas formas de discriminación que impiden el ejercicio y disfrute pleno de sus derechos humanos. Numerosos estudios documentan las altas tasas de violencia, bullying escolar, y exclusión en ámbitos como el empleo, la salud o la justicia que actualmente marcan la vida de estas personas.

Ante dicha situación, el Estado mexicano ha desarrollado herramientas para la inclusión en diferentes áreas de la vida social. Algunas de ellas son el Protocolo de actuación para el personal de las instancias de procuración de justicia del país, en casos que involucren la orientación sexual o la identidad de género, el Protocolo para el acceso sin discriminación a la prestación de servicios de atención médica de personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales (LGBTI), así como el Protocolo para adoptar las medidas tendientes a garantizar a las personas trans el ejercicio del voto en igualdad de condiciones y sin discriminación en todos los tipos de elección y mecanismos de participación ciudadana.

Sin embargo, persisten retos importantes para garantizar plenamente los derechos humanos de las personas LGBTI en México. Entre ellos, destaca la importancia de conseguir la efectiva implementación de los protocolos existentes, derogar las legislaciones que restringen o niegan derechos por motivos de orientación sexual e identidad o expresión de género, adoptar medidas legislativas y/o administrativas para reconocer la identidad de género en todo el país, impartir una educación inclusiva de la diversidad sexual y de género, y erradicar y sancionar cualquier modalidad de crimen de odio.

Con miras a recabar información más precisa sobre las prácticas discriminatorias hacia este sector, el Conapred y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) actualmente realizan el levantamiento de la Encuesta sobre Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género (Endosig), que estará disponible en línea hasta el próximo 31 de mayo.

En el marco del Día Nacional de la Lucha contra la Homofobia, el Conapred enfatiza que la inclusión de las personas LGBTI, así como la plena garantía de todos sus derechos, es una condición esencial para el desarrollo democrático, social y económico de México. En ese sentido, hacemos un llamado a todas las autoridades públicas del país, así como a la sociedad civil, a sumar esfuerzos para mantener y consolidar los avances, generar nuevas políticas y legislación para combatir la discriminación y la violencia contra las personas LGBTI, e impedir cualquier regresión que atente contra el derecho a la igualdad y no discriminación.