Se inauguró en Pátzcuaro, Michoacán, el Encuentro de Experiencias de Educación incluyente: hacia una educación antidiscriminatoria, convocado por el Conapred, Crefal, OEI-México y Coepredv, para el análisis y discusión de experiencias de universidades, organizaciones de la sociedad civil y del gobierno.

“En México, como en muchos otros países, la educación sigue siendo un privilegio. Las brechas generadas por la discriminación en el ámbito educativo son una realidad inaceptable que pone en riesgo el desarrollo económico y democrático nacional; si grandes números de la población permanecen al margen, ningún país está a la altura de lo que puede lograr”, destacó Alexandra Haas Paciuc, presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Durante la inauguración del Encuentro, cuyo objetivo es conocer distintas experiencias educativas que, en los ámbitos escolar, universitario y desde la sociedad civil, se han llevado a cabo para fomentar una educación inclusiva, Haas Paciuc señaló que “en el Conapred consideramos que la inclusión en el ámbito educativo es uno de los más grandes retos a nivel nacional” para la eliminación de las brechas de ingreso, la promoción de la movilidad social y el impulso al crecimiento”.

“El rostro de las personas indígenas, con discapacidad o migrantes, así como el de las mujeres, de la diversidad sexo-genérica, las comunidades afrodescendientes y otros grupos de población, sigue estando marcado por una discriminación sostenida en las escuelas. Por ello, para fomentar la educación inclusiva se deben impulsar medidas de accesibilidad, como por ejemplo que haya personal hablante de lenguas indígenas en las aulas, así como mecanismos para incorporar a personas migrantes, entre otros”.

Por su parte, Arturo Velázquez Jiménez, director de la representación en nuestro país de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI-México), mencionó que uno de los temas prioritarios del organismo es el derecho a la educación, por lo que es importante la generación de estrategias para la educación incluyente e inclusiva.

De hecho, mencionó que el tema de educación inclusiva es uno de los ejes principales de las acciones que impulsa la OEI, la cual está articulada con los Objetivos del Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas (Objetivo 4, Educación de calidad; Objetivo 5, Igualdad de Género; Objetivo 10, Reducción de las desigualdades; y Objetivo 16, Cultura de paz y ciudadanía).

En su intervención, Sergio Cárdenas Denham, director general del Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos en América Latina y El Caribe (Crefal), hizo hincapié en la importancia de garantizar a todas las personas todos los derechos.

A propósito del Día Internacional de la Mujer, el director general de Crefal destacó la importancia de recordar los tratos injustos que sufren algunos grupos sociales y señaló que uno de los retos más importantes es buscar soluciones para erradicar desigualdades a través de la educación y la generación de conocimiento.

Alberto Hernández, director general del Consejo Estatal para Prevenir y Eliminar la Discriminación y la Violencia en Michoacán (Copredv), indicó que el sector educativo es un aliado estratégico en la tarea de generar una sociedad plenamente incluyente. También, agradeció el apoyo del Conapred por su apoyo en los trabajos relacionados con el tema de la inclusión.

Cabe mencionar que, de acuerdo con un estudio efectuado por el Conapred y la Cepal, de 28 mil personas indígenas encuestadas, con edades entre 20 y 24 años, que no hablaban español, ninguna pudo terminar la secundaria. Por otro lado, datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelan que el porcentaje de personas con educación superior es casi tres veces más grande entre personas sin discapacidad que entre quienes tienen una discapacidad. Esto revela la importancia que reviste la educación incluyente para ofrecer igualdad de oportunidades de desarrollo a todas las personas.