Elegancia, sí, mucha. Con finos outfits y divertida belleza, los invitados a la máxima sofisticación de Le Dîner en Blanc 2018 están ya ansiosos de encontrarse en el espacio público en el que se llevará a cabo el evento este año. La ceremonia ya está fraguándose a fuego lento, creciendo su emoción hasta los últimos momentos en los que la ubicación será revelada e iniciará el festejo.

Ya una tradición, este año Le Dîner en Blanc de la Ciudad de México recibirá a tres mil entusiastas invitados el 22 de marzo. El registro de los participantes se llevará a cabo en tres fases. La primera será para los miembros que asistieron a la edición anterior, la segunda para los nuevos quienes han sido recomendados por los asistentes de la fase 1, y la tercera, para aquellos que se han registrado a través de la página web oficial  mexicocity.dinerenblanc.com/register.

Durante la noche del evento, los transeúntes de las calles de la Ciudad de México presenciarán varios grupos de asistentes, todos vestidos de blanco, que se reunirán en diferentes puntos de la ciudad para abordar autobuses que los llevarán a una ubicación secreta, ninguno de ellos sabrá a dónde se dirige. Durante el camino el líder de autobús revelará el lugar emblemático al cual se están dirigiendo. El evento es realizado por líderes voluntarios, quienes participan con su entusiasmo para este gran logro colectivo.

Cada invitado llevará su cena preferida, así como mesa, sillas, platos, cubiertos y todo lo necesario para vivir una experiencia única e inolvidable. A lo largo de la velada, comerán y celebrarán en medio de música, entretenimiento y baile.

La noche estará llena de momentos visualmente sobrecogedores: Ondear las servilletas de tela para marcar el inicio de la cena y toma de la plaza; encender las bengalas, símbolo de este prestigioso evento y el esperado baile. Al final de la velada cada invitado se llevará no solamente sus pertenencias, sino todos los residuos generados, a fin de dejar el lugar mejor de cómo lo encontró.

Para mantener la tradición y los valores únicos del evento, los invitados deberán respetar ciertos requerimientos y reglas clave:

  • Una vez inscrita la persona, la participación es mandatoria y no es reembolsable. El evento no se suspende por lluvia.
  • El código de vestimenta es riguroso blanco elegante.
  • Para asegurar que el lugar se mantenga en secreto hasta el último momento, los invitados se reúnen en algún punto específico de la ciudad para abordar los autobuses rentados por la organización, los cuales son dirigidos por los organizadores voluntarios.
  • Uno de los objetivos del evento es valorar y respetar nuestros espacios emblemáticos, por lo que cada invitado debe llevar consigo bolsas de basura y dejar perfectamente limpio el espacio que ocupó y llevarse consigo la basura hasta su casa (aún habiendo basureros cercanos).

Los invitados deberán llevar:

  • Una mesa, dos sillas, mantel y servilletas de tela blancos.
  • Una canasta o bolsa con la comida, vajilla blanca, cubiertos y copas de vidrio. No se permiten artículos desechables.
  • Vino o champaña para acompañar su cena. Cerveza y cualquier otra bebida alcohólica no están permitidas.
  • Para quien no desee cocinar, se ofrece un menú opcional que puede ser recogido en el lugar y que se reserva al momento de la inscripción en la página oficial Dîner en Blanc.