Innovación en oferta gastronómica. Le Méridien Mexico City ciertamente ofrece al inquieto comensal una gama de platillos insignia con sabores de la cocina mexicana como el huevo pochado con salsa de chile chipotle, el brioche de elote, crepas de grano de elote con queso Oaxaca y huitlacoche, sin olvidar el omelette de queso de rancho, y todo acompañado por su exclusiva creación: Los Eye Openers, mezclas de jugos servidos en vasos pequeños, que hacen que los huéspedes inicien su día con el sabor de lo inesperado.

Sin embargo, por tradición audaz y hospitalario, los expertos culinarios han creado para la primera gran celebración del año, un éclair inspirado en la Rosca de Reyes: Pasta choux de naranja, un toque de azahar, relleno con crema pastelera de chocolate tradicional mexicano y adornado con acitrón de cereza, higo cristalizado y un ate de membrillo y azúcar.

Este auténtico y exquisito éclair, de edición limitada, es ideal para ser acompañado por una taza de café Illy, un chocolate caliente de Oaxaca o el coctel espumante insignia de Le Méridien, Rosemary Gin Tonic.

Arraigados en la época dorada de los viajes, los hoteles Le Méridien son un lugar de encuentro para que las personas se deleiten en el descubrimiento de destinos de todo el mundo. De origen francés, la renombrada marca de hoteles presenta orgullosamente los éclairs como pieza fundamental de su gastronomía. Inspirados por sus destinos únicos alrededor del mundo, que hoy suman más de 40, cada chef Ejecutivo de las casi 100 propiedades

Le Méridien tiene la tarea de crear éclairs a nivel local y convertirlos en platillos emblemáticos para cada hotel. Para sumar a las tradiciones locales, así, pues, el éclair de Reyes se ofrecerá en tamaño tradicional (individual) a partir del 1 y hasta el 7 de enero, fecha en la cual se servirá con un delicioso chocolate caliente de Oaxaca o bien, con un costo especial, con el Rosemary Gin Tonic durante el brunch dominical.