“Escribe por los Derechos lleva 15 años dando esperanza a personas en sus momentos más sombríos. Imagina que estás enfermo o enferma en la cárcel y recibes miles de cartas de apoyo y solidaridad, o que descubres que cuentas con el respaldo de personas de todo el mundo en tu búsqueda de justicia para un familiar asesinado. Sin duda, enviar cartas puede cambiar la vida de las personas”, explicó Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional.

Los familiares de un activista LGBTI asesinado a machetazos en Bangladesh, la hermana de un joven muerto a tiros por la policía jamaicana, y 11 defensores y defensoras de los derechos humanos en Turquía son algunas de las personas que recibirán cartas de apoyo de simpatizantes de Amnistía Internacional en diciembre, cuando la organización ponga en marcha la decimoquinta edición de esta campaña global de envío de cartas.

Los defensores y defensoras de los derechos humanos sufren ataques en todo el mundo, son tratados como delincuentes por el mero hecho de expresarse en Internet o proteger el medio ambiente; por eso, es más importante que nunca que les mostremos que no están solos. Escribe por los Derechos transmite a las autoridades el contundente mensaje de que las estamos observando. Aunque puedan hostigar, censurar o encarcelar a personas concretas, no pueden acallar a los millones de personas de todo el mundo que se solidarizan con ellas” abundó Shetty.

Xulhaz fue fundador de la única revista de Bangladesh dedicada a los temas LGBTI, un atrevido proyecto empresarial en un país donde las relaciones homosexuales son ilegales. Estaba en su apartamento con un compañero cuando varios hombres armados de machetes irrumpieron en él y mataron a ambos a machetazos. A pesar de los abundantes indicios, incluidas imágenes de cámaras de videovigilancia y declaraciones de testigos presenciales, ha pasado un año y los asesinos todavía no han sido acusados de este brutal asesinato.

Este año, Amnistía Internacional va a escribir, entre otras personas, al ministro del Interior de Bangladesh, pidiéndole que lleve a los asesinos de Xulhaz Mannan ante la justicia sin recurrir a la pena de muerte.

La primera campaña Escribe por los Derechos de Amnistía Internacional se organizó hace 15 años. Desde entonces, los y las activistas han emprendido millones de acciones en todo el mundo. Cada año, esas acciones dan lugar a cambios reales: hay personas indebidamente encarceladas que quedan libres, personas que cometen actos de tortura y comparecen ante la justicia, y personas encarceladas que reciben un trato más humano.