“El mayor desafío para contrarrestar la discriminación es convencer, educar y argumentar con enfoque antidiscriminatorio. Las acciones de nuestras premiadas y premiados han asumido este reto de forma ejemplar”, señaló Alexandra Haas Paciuc, presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), en el marco de la XII entrega de Reconocimientos por la Igualdad y la No Discriminación.

En la ceremonia, Haas Paciuc destacó la importante labor desarrollada por Diana Natalicio, Arturo Morell, Gary Gómez (1965-2013) y el albergue tabasqueño para migrantes La 72, que este año fueron galardonados con el Reconocimiento por la Igualdad y No discriminación en virtud del trabajo realizado con personas migrantes, personas de la diversidad sexual y personas en situación de reclusión.

En su intervención, Alexandra Haas Paciuc reiteró que “la discriminación estructural que hoy vivimos -es decir, la negación sistemática de derechos por motivos injustificados-, es un obstáculo para el crecimiento, el desarrollo y la paz social”. Así, “esta forma de exclusión trunca un sinnúmero de planes de vida, pero además agudiza las desigualdades que existen entre individuos y grupos sociales”.

Finalmente, señaló que “de cara a la celebración de los comicios en 2018, es que hoy el Conapred apuesta por incluir este tema en el centro de los debates electorales. Queremos asegurar que el proceso y la jornada electoral se lleven a cabo sin actos discriminatorios, pero también impulsar la discusión sobre la exclusión en nuestro país y generar instrumentos que asistan a los y las futuras tomadoras de decisiones en la articulación de un programa de trabajo incluyente”.

Posteriormente, Pedro Salazar, integrante de la Asamblea Consultiva del Conapred, entregó el galardón al director de “La 72”, Ramón Márquez, y destacó que dicho reconocimiento se le entrega, entre otras razones, por su compromiso de garantizar la protección de los más desamparados y por mostrar un particular interés por las personas más vulnerables como las mujeres, niñas, niños, personas de la diversidad sexual, personas mayores.
Ramón Márquez dedicó el Reconocimiento a las personas migrantes y a aquellos que brindan su apoyo y trabajo a quienes tienen que dejarlo todo por la violencia o la búsqueda de un futuro mejor. Asimismo, llamó a combatir los discursos discriminatorios y xenófobos.

Marta Lamas, de la Asamblea Consultiva del Conapred, entregó el Reconocimiento póstumo a Gary Gómez Bastida, a quien describió como un ser extraordinariamente coherente con su identidad de mujer trans, que vivió en carne propia todas las formas de discriminación. Gary Gómez -destacó Lamas- trabajaba para construir una cultura de la no discriminación en la procuración de justicia y enfatizó que hoy día la transfobia es una lamentable realidad en nuestro país.
Esteban Moctezuma, de la Asamblea Consultiva del Conapred, entregó el reconocimiento internacional con el que se distinguió la labor que realiza Diana Natalicio. Moctezuma resaltó la importancia de la educación, así como el trabajo de Natalicio en pro de las y los estudiantes migrantes de origen hispano. “Diana Natalicio es una persona que ha mostrado en su vida lo que es la inclusión”, recalcó. Arturo Barrio, en nombre de Diana Natalicio, recibió esta distinción y señaló que “la educación es la herramienta más efectiva para promover la inclusión y el desarrollo de las y los jóvenes en la frontera”.

Katia D’Artigues, invitada honoraria de la Asamblea Consultiva del Conapred, hizo entrega del Reconocimiento Nacional a Arturo Morell Barragán. Reconoció su importante trabajo de intervención cultural a través del teatro con personas en situación de reclusión. Al recibir la distinción, Morell Barragán agradeció a la Asamblea Consultiva del Conapred y dijo ser el portavoz de las personas que han perdido la libertad y que son estigmatizadas por su condición. Finalmente, mencionó que lucha por cambiar el sistema de justicia para mirar los contextos que hay detrás de cada persona en situación de reclusión.

Al finalizar la entrega de Reconocimientos, Mariclaire Acosta Urquidi, presidenta de la Asamblea Consultiva del Conapred, señaló que la intolerancia, acompañada del discurso de odio, machismo y racismo, están ganando terreno. “Somos testigos de importantes retrocesos, pues estas expresiones van ganando legitimidad”, indicó. Por ello, destacó que los grandes problemas nacionales se encuentran en el centro de la agenda del Conapred. Así, mencionó que es preciso aprovechar la coyuntura de 2018 para poner en el centro de la discusión la agenda antidiscriminatoria.
El Reconocimiento por la Igualdad y la No Discriminación busca celebrar los esfuerzos que desde la sociedad civil se llevan a cabo para promover la inclusión. Desde 2006, la Asamblea Consultiva del Conapred reconoce a personas de la sociedad civil, así como a organizaciones cuya labor contribuye a la inclusión.
Este año el “Reconocimiento Institucional” se entregó a La 72, hogar-refugio para personas migrantes. El “Reconocimiento Póstumo” a Gary Gómez Bastida, el “Reconocimiento Internacional” a Diana Natalicio y el “Reconocimiento Nacional” se entregó a Arturo Morell Barragán.