Para escribir “Citlalli tiene tres abuelas”, Silvia Susana Jácome se inspiró en un cuento que hace tiempo leyó sobre una pareja de mujeres. Su propia experiencia de vida, al ser una persona transexual, le generó la inquietud de escribir esta historia para contar a las niñas y los niños qué es ser transexual y cómo se vive esta condición.

Es un cuento, hermoso en verdad, editado por el Conapred que retrata las conversaciones entre una abuela y su nieta. La trama detona a partir de que Citlalli, el personaje central que es una niña de nueve años, comienza a preguntarse cómo es que ella tiene un abuelito y tres abuelitas, cuando la mayoría de las personas tiene dos y dos. Ante esa interrogante, su abuelita Rebeca le cuenta que, aunque ella ha sido una mujer, su físico por un tiempo no lo reflejaba, y que ante la falta de información en su entorno sólo pudo aceptarse y vivir como mujer hasta que fue adulta.

“Es importante reconocer la riqueza de la diversidad que tenemos en México, diversidad cultural y lingüística de su gente, pero sobre todo es importante darnos cuenta de que los estereotipos y prejuicios nos niegan la posibilidad de conocer a personas que viven de una manera distinta”, señaló Alexandra Haas Paciuc, presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), en el marco de un conversatorio efectuado en la Biblioteca Vasconcelos sobre esta obra. “Para el Conapred es muy importante la publicación de una historia como Citlalli tiene tres abuelas, así como la serie de cuentos Kipatla, pues han permitido acercar a las niñas y a los niños a diferentes realidades”.

 “No deberíamos crear un mundo en el que, por la diversidad humana, las niñas y los niños sintieran vergüenza”. Explicó que si bien el tema de la vergüenza no se enfrenta de manera frontal en el libro -porque Citlalli lo vive de otra forma-, el texto nos ofrece una respuesta para enfrentarla a través de la comunicación que la protagonista entabla con su familia. Es importante que las personas adultas puedan dar respuestas a las niñas y los niños que no estén basadas en estereotipos y prejuicios”.

La presidenta del Conapred indicó que una forma de desmontar prejuicios y estereotipos es a través de conocer de manera informada qué es la diversidad. Por ello, recomendó la lectura del “Glosario de la Diversidad Sexual”, que editó el Conapred, al que consideró una herramienta fundamental para entender la diversidad sexual.

“De acuerdo con el Instituto Nacional de Siquiatría”, finalizó, “la transexualidad no es una patología y es la discriminación la que provoca la depresión, angustia o algún tipo de enfermedad sicosocial. Por ello, lo que se debe cambiar es el entorno para eliminar los estereotipos y los prejuicios”.

Por su parte, el director de la Biblioteca Vasconcelos, Daniel Goldin Helfon, reflexionó sobre la importancia de poder hablar de las cosas como suceden, nombrar las cosas como son, pues dijo que las palabras hacen que el mundo sea más habitable y que tengamos mayores posibilidades de ser felices.

“Citlalli tiene tres abuelas” se presentará este lunes 23 de octubre en la Ciudad de México.