Una propuesta gastronómica que representa un diálogo entre nuestras raíces mexicanas y la cocina internacional. ¿El resultado? Una gran diversidad y personalidad en cada creación, fruto del mestizaje de aromas, sabores y texturas. Pagua es un restaurante luminoso y brillante, ubicado en Plaza Cuicuilco Inbursa, un lugar lleno de historia que se remonta a 1845, cuando el espacio albergaba una fábrica de papel.

  Los platillos están elaborados con ingredientes frescos de la más alta calidad, preparados al instante con sumo detalle; dando como resultado una experiencia culinaria incomparable. La inspiración procede de la pagua, árbol frutal que nace en las selvas y montañas tropicales de México y Centroamérica. Los frutos son altamente apreciados por los habitantes de algunas regiones en Veracruz, Tabasco, Oaxaca y Guatemala. Y, de hecho, perdura como una reliquia a pesar de la expansión y popularidad de otros productos.

De igual forma, Pagua expresa a través de sus platillos y espacios la armonía entre el acelerado crecimiento de la metrópoli, el fomento de ambientes verdes y la alta cocina con inspiración campestre. Cada detalle del entorno invita a los comensales a trasladarse al pasado y disfrutar de la cocina contemporánea a través de todas las recetas, seleccionadas cuidadosamente, y la coctelería de autor.

 Su amplia terraza, mesas de madera y decoración evocan libertad y comodidad, es una invitación para aquellos que desean descubrir los sabores mexicanos, a través de platillos tradicionales de campo con un toque internacional.