“Uno de cada diez casos de discriminación laboral recibidos en el Conapred ha tenido como causal la orientación sexual o la identidad de género”, indicó durante su participación en la inauguración del foro Empower LGBT 2017, que se llevó a cabo en la Ciudad de México, Alexandra Haas, presidenta del Conapred. “Las violaciones a los derechos de las personas están en la raíz de porqué algunas empresas se rehúsen a contratar a personas sólo por ser LGBTI”.

El evento, organizado por la Federación Mexicana de Empresarios LGBT (FME-LGBT), tiene como objetivo es vincular a proveedores y proveedoras LGBT con corporativos, instituciones públicas y organizaciones para generar oportunidades económicas y promover políticas incluyentes.

En el encuentro, Alexandra Haas Paciuc consideró que la discriminación es recurrente. Esto significa que “no se trata de hechos aisladas o inconexos, sino de formas de exclusión que se repiten una y otra vez. Muestra de ello es que en el sector laboral, la población LGBTI es de las más afectada por el fenómeno de la discriminación. Datos del Conapred revelan que de 2011 a la fecha, se han recibido casi tres mil quejas de discriminación en el empleo. De ese total, uno de cada diez casos ha tenido que ver con la orientación sexual (244) o con la identidad de género (49)”, señaló la titular del Conapred.

Haas Paciuc reiteró que “construir una economía libre de discriminación es urgente, ya que permitiría un mayor acceso a los derechos humanos y eliminaría las barreras injustas que impiden a las personas LGBTI realizar sus planes de vida individuales”. Incluso -dijo- “los centros laborales tendrán mayores ganancias al incorporar a las personas LGBTI al ciclo económico”.

Agregó que para el Conapred es importante incorporar a personas de la diversidad sexual a las fuentes laborales, pues ello contribuye a la innovación y la creatividad a la hora de resolver problemas y tomar decisiones. “Ser incluyente reduce el desperdicio injustificado de potencial y talento, es decir, quienes trabajan en una institución comprometida con la igualdad rinden más y reportan menos complicaciones de salud y ausentismo que el resto”, enfatizó.

Además expuso que el verdadero compromiso empresarial con la inclusión abona no sólo al prestigio y a la imagen corporativa, sino que valora y fomenta más el consumo de los negocios verdaderamente incluyentes. En la inauguración también estuvieron presentes César Casas Ferrer, presidente de la Federación Mexicana de Empresarios LGBT; José Antonio Carranza, director de Marketing de Scotiabank; Javier Arellano, representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), y Linda Atach, directora de Exposiciones Temporales del Museo Memoria y Tolerancia.