La presidenta del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Alexandra Haas Paciuc, presentó las acciones realizadas en favor de los derechos de las personas de la diversidad sexual en México, al participar en el 163º periodo extraordinario de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh), que se efectúa en Lima, Perú.

La delegación mexicana que representó al gobierno mexicano en la sesión de la Cidh estuvo integrada por la titular del Conapred; Roberto Campa Cifrián, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación; Sara Irene Herrerías Guerra, subprocuradora de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad de la Procuraduría General de la República, y Sergio Jaime Rochín del Rincón, comisionado ejecutivo de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (Ceav).

En la sesión, Alexandra Haas Paciuc explicó una serie de acciones para posicionar los valores de la diversidad humana y la inclusión en contra de la discriminación.”Para lograrlo, se han instrumentado acciones fundamentales para garantizar el derecho a la igualdad y a la no discriminación por motivos de orientación sexual, identidad y expresión de género y características sexuales. Entre ellas, destacó la Elaboración y publicación de un Protocolo para el Acceso sin Discriminación a la Prestación de Servicios de Atención Médica para la población LGBTI, que atiende específicamente las necesidades de cada población”.

“Conapred desarrolló la Campaña Nacional contra la Homofobia, así como el Glosario de la diversidad sexual, de género y características sexuales, para asegurar un enfoque integral de derechos humanos en la Administración Pública Federal. Conapred también se ha sumado al Movimiento Sin Odio, que deriva de una iniciativa del Consejo de Europa, mediante la cual se difunden narrativas alternas y contranarrativas a las ideas y creencias que fundamentan los grupos de odio”.

Por último, Alexandra Haas señaló que si bien el gobierno de México ha avanzado en la agenda LGBTI, “hay que reconocer que estamos al inicio de saldar una deuda histórica con estos colectivos y que se deben institucionalizar los avances para no dar pasos hacia atrás”.